publicidad

Publicidad sin estereotipos 

El mundo está cambiando gracias a la fuerza y energía de miles de mujeres que están alzando la voz en conjunto para terminar con las desigualdades y malos tratos de las que han sido víctimas a lo largo de la historia.

En un planeta con una energía femenina desbordante, llegó el momento de equilibrar la balanza para hacer la vida más justa, armónica y respetuosa para todas y todos.

Muchas de las visiones que hemos tenido de la sociedad o nuestros comportamientos erráticos y sexistas, se deben a la influencia del cine, la publicidad y los medios de comunicación que crean la pseudorealidad y perpetúan un modelo de conducta estereotipado y violento contra las mujeres y las diversidades.

Que hoy se cuestionen las actitudes abusivas que hace menos de 10 años eran aceptadas y hasta aplaudidas, es un gran avance político y cultural del que estamos siendo testigos privilegiados/as.

Y si de lo político se trata, hace pocos días Gabriel Boric confirmó que su mandato como presidente será con un enfoque feminista, lo que es un gran avance para las reivindicaciones sociales de las mujeres. 

¿Qué pasa con la publicidad?

Si el mundo ha cambiado, la publicidad también lo ha tenido que hacer. 

En el contexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer que se lleva a cabo todos los 8 de marzo, han surgido distintas campañas publicitarias enfocadas en la mujer, ya sea con intenciones netamente comerciales o aportando una mirada más amplia y crítica. 

Es así como días antes del 8M, Burger King lanzó una campaña a través de sus redes sociales para conmemorar este hito vendiendo sándwiches a un precio único durante la jornada y envueltos en un papel con “mensajes reales de mujeres reales». 

Las críticas a la campaña por parte de las y los usuarios de redes sociales no se hizo esperar, lo que obligó a la empresa a bajar la publicidad inmediatamente, asegurando en un breve comunicado que no logró expresar su intención de buena manera.

No obstante lo anterior, también es importante destacar los buenos ejemplos de publicidad comprometida.

Femvertising, publicidad feminista

Una nueva mirada ha surgido en la publicidad gracias a la potencia de los movimientos feministas en todo el mundo y se llama femvertising.

El femvertising se trata de campañas con un carácter feminista, diseñadas con mensajes e imágenes que potencian la igualdad de género, mostrando a mujeres naturales y dueñas de sus decisiones.

En Chile también se han realizado campañas en esta línea, como lo que hizo la cerveza Báltica con #MujeresConCalle, donde buscaban aportar a la erradicación del sexismo y los estereotipos en la publicidad.

Así lo explican desde la cervecera, “Muchas marcas fuimos parte del problema y hoy nuestro legado es el compromiso con el cambio para un Chile justo, por y para las mujeres. No más estereotipación en la publicidad chilena”.

O Falabella, quienes enfatizaron la fuerza del poder femenino con la campaña Arriba Mujeres con impacto en Perú, Chile y Colombia, países donde está presente la marca.

Entonces ¿ha afectado la publicidad con estereotipos de género?

Sin duda que sí. Lo valores estéticos y de comportamiento que promueven las marcas a través de los spots publicitarios, la mayoría de las veces alejados de la realidad de un ciudadano promedio, han generado traumas en las mujeres desde la niñez, generando depresiones e inseguridades por no cumplir con el patrón que se promueve en los medios.

Si se sigue separando la publicidad de la comunicación, seguirán pasando estos abusos cargados de estereotipos, porque cuando se olvida la ética comunicacional, se pierde la humanidad y todo lo demás se convierte en la imposición de un intercambio comercial sin sentido.   

¿Te pareció interesante?
Compártelo en tus redes sociales

Facebook
Twitter

Post Relacionados

Suscríbete a nuestro Newsletter

Una vez enviado el formulario, llegará un mail a tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción