objetivos-smart

Objetivos SMART ¿qué son y cómo puedo usarlos para mis proyectos e ideas?

¿Haz oído hablar de los objetivos SMART? Si no es así, aquí te contamos de qué se trata y cómo pueden ayudarte a gestionar mejor tus objetivos, y ver qué tan viables son. Este criterio para fijar objetivos fue planteado en 1981 por el filósofo de la administración Peter Drucker, y es tremendamente vigente en la actualidad.

Establecer un objetivo es clave a la hora de elaborar una estrategia. Nos permiten determinar las acciones o actividades que ejecutaremos para lograrlo. Pero ¿sabemos bien cómo definirlos? ¿Existe alguna clave o tip que nos indique que nuestro objetivo está bien planteado? Los criterios o más bien conocidos como objetivos SMART, tal como lo dice su acrónimo son inteligentes, es decir, te permiten distinguir entre aquellos objetivos específicos que servirán para tu idea o proyecto, de aquellos que no.

Entonces, para que ya vayas entendiendo bien en qué consisten, lo primero es entender que SMART es un acrónimo. A continuación, te lo explicamos:

Specific (específico)

Measurable (medible)

Achievable (realizable)

Relevant (relevante)

Timed (medible)

objetivos SMART

Objetivos SMART

Specific.

El objetivo que te plantees debe ser siempre específico y cumplir la regla de las 5 W:

Qué (what)

Cuándo (when)

Dónde (where)

Quién (who)

Porqué (why)

Es decir, nuestro objetivo debe poder dar respuesta a estás 5 preguntas básica, qué quiero, cuándo lo quiero, dónde lo quiero, quienes participarán y porqué lo quiero. Esta última pregunta es muy relevante ya que nos indica el propósito por el cual estoy desarrollando mi proyecto o idea, si no tengo un propósito válido y que haga sentido, es mejor ir a la siguiente idea. No es fácil, pero tampoco es imposible. Por último, y aunque no forme parte de las cinco W, es importante que también incluyas el HOW, es decir, cómo lo lograré.

Measurable.

Nuestro objetivo tiene que ser medible, si no lo podemos medir entonces cómo vamos a saber qué lo estamos cumpliendo. Entonces si o sí es importante establecer cómo lo medirás también cuando lo formulas. Por ejemplo, si quiero lanzar una campaña para captar más clientes en mi negocio, debo establecer una métrica que me permita saber si la campaña está siendo lo suficientemente efectiva, y lo puedo hacer preguntando a los nuevos clientes cómo se enteraron de mi negocio.

Achiveable.

Procura que tus objetivos sean alcanzables, si tu objetivo es demasiado lejano aparte de no cumplirlo terminarás por abandonar tu proyecto. Siempre debes tener presente cómo conseguirás ese objetivo, si no tienes una respuesta, o esa respuesta es muy alejada de tu realidad, es mejor que acotes tu objetivo a algo que sea alcanzable.

Relevant.

Tu objetivo debe siempre estar en línea con los demás objetivos que le has planteado a tu negocio o proyecto, solo de esta forma será relevante. Por ejemplo, aumentar la cantidad de seguidores en tu cuenta de Instagram solo será relevante si tu propósito es conseguir nuevos clientes para aumentar tus ventas y posicionamiento, y solo si efectivamente esos nuevos seguidores se traducen en nuevas ventas para tu negocio.

Timed.

Debes asignar un tiempo determinado para la ejecución de la tarea. Y aquí es importante que te preguntes qué puedes hacer en determinado tiempo ya sean días, meses o semanas.

Trabajar con estos criterios en todo tipo de proyectos puede facilitar tu toma de decisiones y dar la importancia real a lo que necesitas. Ya sea si estás partiendo con un negocio o idea, o bien te encuentras en medio de un proyecto, evaluar los objetivos y replantearlos de forma SMART te va a simplificar la vida, y también te hará optimizar tus tiempos.

Por Claudia Paredes, Project Leader Beplan Agencia

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Newsletter

Una vez enviado el formulario, llegará un mail a tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción